Trucos para limpiar las zonas más sucias de la casa

¿Cómo limpiar las zonas sucias de la casa? En todo hogar hay estancias que resultan más difíciles de preservar en buen estado que otras. Puede tratarse de un dormitorio que no se use, del baño o, incluso, de los exteriores. Obviamente, no hay un solo método para que estén siempre impecables. Sin embargo, podemos proporcionarte una guía bastante amplia y completa que te será muy útil.

Tu hogar impecable, en cinco claves fundamentales

Existen ciertas pautas que puedes poner en práctica para eliminar la suciedad de las zonas conflictivas. Estas habitaciones se ensucian más debido, por ejemplo, a la acción del clima o al uso que les das. No te preocupes, las empresas de limpieza sabemos bien cómo tratar esta situación.

El inodoro, una fuente (casi) inevitable de bacterias

Somos conscientes de que hay tareas que pueden ser más complicadas, como limpiar la suciedad incrustada del inodoro. Para ello, debes usar una bayeta con desinfectante para el interior y otra para el exterior. Con respecto al fondo, te aconsejamos emplear una mezcla de bicarbonato, zumo de limón y vinagre con agua.

En lo referente a las manchas marrones, te sugerimos utilizar bórax, vinagre blanco y agua caliente. Usa siempre guantes para proteger tu piel y emplea un producto específico que puedas dejar varias horas en el fondo.

Los suelos, enclaves propensos a acumular grasa y polvo

Otras cuestiones, como limpiar la suciedad incrustada del suelo, son más sencillas. Lo primero es pasar la aspiradora para eliminar todo el polvo, dado que forma capas superficiales difíciles de percibir. Después, pasa la fregona con un friegasuelos químico y agua tibia, de manera que el acabado sea más brillante.

Puedes añadir, si lo deseas, algo de lejía para aclarar las baldosas. Las acumulaciones de grasa, por su parte, puedes tratarlas con vinagre y limón, pues tienen propiedades antibacterianas.

Estancias sobredecoradas, las enemigas del brillo

¿Tienes una habitación llena de decoraciones? No ponemos en duda que sea visualmente impactante, pero sabemos que labores como limpiar la suciedad resultan muy tediosas. Lo mejor es retirar todas las ornamentaciones para quitar el polvo y lavarlas con agua tibia. Si el material te lo permite, sumérgelas brevemente en agua tibia y seca de inmediato.

Más allá de la decoración, es primordial que retires alfombras y otros textiles, como ropa de cama o cortinas. Igualmente, es fundamental adecentar lámparas y muebles, siempre con un trapo húmedo o un plumero.

Los patios, zonas con tendencia a ensuciarse rápidamente

Para organizar la limpieza de tus patios, te recomendamos seguir un cierto orden. Comienza por los muebles, continúa con los elementos inmóviles (puertas y ventanas) y termina con los textiles. Después, retira la tierra incrustada con una manguera y friega el suelo para que conserve un buen aspecto durante más tiempo.

Asimismo, una empresa de limpieza puede poner a punto los exteriores de tu hogar. Para ello, los profesionales hacen hincapié en las fachadas, las persianas y los muros.

Encimeras y paredes de la cocina con aspecto grasiento

Como especialistas en el servicio de limpieza profesional, sabemos que la cocina es una estancia compleja. Las acumulaciones de grasa pueden tratarse con aceite de cocina y bicarbonato. Puedes emplear, del mismo modo, un quitagrasas específico o posos de café para las zonas más inaccesibles.

También las paredes acumulan grasa, incluso si están recubiertas con azulejos. Utiliza agua tibia y una esponja con una mezcla de bicarbonato, zumo de limón y vinagre.

Ahora ya sabes cómo limpiar las zonas sucias de la casa y tienes una guía con todas las claves. Lo que toca ahora es poner en práctica estos consejos y hacer que tu hogar muestre un nuevo perfil. En Limpieza Las Nieves somos una empresa de limpieza profesional especialista en crear espacios impecables. ¡Contáctanos y pide tu presupuesto!

Deja un comentario

958 81 23 08